Close
La excelencia se consigue con trabajo

Semana intensa a la que ponemos fin en el día de hoy, al menos desde el lado de la competición. Un total de cinco días con cuatro de ellos de competición de alto nivel en el Gecko Pro Tour. Este tipo de semanas son las que los profesionales más valoramos pues nos permiten ponernos a prueba y conocer nuestros límites ante la exigencia. Es lo que se conoce como un reto. Y la valoración que hacemos es positiva, dejando al margen los resultados obtenidos en este último Gecko en La Quinta.

Desde el punto de vista técnico hemos ahondado en la idea de mejorar desde el tee de salida. Este fin de semana afrontamos nuevos entrenamientos en Torrequebrada Golf con el objetivo de mejorar esta faceta de mi juego. Lo bueno de estar en el circuito Gecko es que entrenas con la oportunidad de ponerlo en práctica pues el siguiente torneo está ya ahí. Este lunes 28 de noviembre tenemos el cuarto en el Parador de Málaga. Se trata de un campo largo y exigente donde normalmente se juega en condiciones de viento.

Por último no queremos olvidarnos de destacar al propio Gecko Pro Tour. Tras varios torneos ya hemos tenido la oportunidad de comprobar la profesionalidad de la que nos hablaron otros compañeros. No sólo desde el plano deportivo, también desde el humano, el golfista siente que tiene todo lo necesario para competir al más alto nivel.